El Fotógrafo Detrás de los Platillos de Trio y Vitea

Ulf Henriksson, chef y copropietario de los prestigiosos restaurantes Trio y Vitea, ha complementado de forma maestra su exquisita labor culinaria con otra de sus grandes pasiones: la fotografía.

Todo comenzó hace diez años. En ese entonces, Bernhard Güth y Ulf Henriksson—chefs y socios de los renombrados restaurantes Vitea y Trio—acostumbraban a contratar fotógrafos profesionales para retratar sus platillos como una forma de promocionar la propuesta culinaria de sus establecimientos. Sin embargo, al pasar el tiempo, se dieron cuenta de que los resultados obtenidos por los artistas visuales no eran exactamente lo que ellos buscaban:

“Teníamos que esperar mucho tiempo para que el fotógrafo nos enviara las imágenes y así poder utilizarlas, además de que en muchas ocasiones ellos no lograban capturar la esencia del platillo; su punto de vista era diferente al que queríamos expresar”, menciona el chef sueco Ulf Henriksson, quien para entonces ya contaba con un poco de experiencia tomando fotografías de ingredientes y alimentos, adquirida cuando trabajó en la industria hospitalaria de la región.

Fue así que Henriksson llegó a la conclusión de que no había persona mejor calificada para realizar esta importante labor que alguien que estuviera íntimamente relacionado con las recetas. Por lo tanto, tomó la decisión de complementar su profesión con otra de sus grandes pasiones y se dio a la tarea de capturar en imágenes los platillos que él y su socio cocinaban a diario. Al mismo tiempo, como aficionado, comenzó a capturar espontáneos retratos de personas.

Actualmente, el chef continúa con esta tarea en sus restaurantes y, aunque diez años se dicen fácil, ha recorrido un largo camino de aprendizaje para perfeccionar su técnica y aprender el arte de la fotografía o, como él mismo lo describe, de “pintar con la luz”. La constante práctica, al igual que la investigación y el entrenamiento que le ha proporcionado el internet, le han permitido encontrar los ángulos y encuadres adecuados para hacer lucir cada uno de los platillos que integran sus menús. También, con el pasar de los años, ha ido adquiriendo equipo fotográfico profesional que le ha permitido explotar cada vez más su creatividad artística.

Una gran variedad de formas, texturas y colores pueden apreciarse en las imágenes con las que cuenta el acervo fotográfico de Trío y Vitea, y que incluyen desde típicos platos fuertes como la cazuela de pollo, camarón y callo con puré de papa, hasta deliciosos postres como la tarta de frambuesa y almendra con salsa de vainilla.

vitea

Pastel de mango con nieve de caramelo

“Lo que pienso al componer una fotografía es transmitir exactamente las cualidades de nuestros restaurantes, que ofrecen una cocina fresca, energética y espontánea, que no dedica mucho tiempo a la presentación, sino más bien a lo que la hace única: sus sabores y texturas”

Henriksson cree firmemente que, además de las gratas experiencias culinarias que sus clientes disfrutan en Vitea y Trio, parte del éxito de los restaurantes—con 11 y 17 años de historia respectivamente—ha sido esta labor de generación de contenido visual que constantemente difunden a través de sus plataformas digitales y medios de publicidad.

Mientras muchos restaurantes de la región ponen cada vez más atención a su material publicitario (impreso y en línea) y a sus menús, destaca que Henriksson es el único chef del que estamos al tanto que ha tomado esta iniciativa en sus manos para producir las imágenes necesarias.

“Es una manera de permanecer vivos en el recuerdo de los clientes, incluso para aquellos que no residen en Puerto Vallarta y que nos visitan cada vez que vuelven a la ciudad”, finaliza.

Si deseas más información del menú de los restaurantes Vitea y Trio, así como apreciar la galería de imágenes del chef Ulf Henriksson, puedes acceder a las páginas web www.viteapv.com y www.triopv.com



Galería



Artículos Relacionados